3. Principales características del Area Protegida

3.1. Características Físicas

3.1.1. Clima

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 2. Zona de la cordillera (HNB, Proyecto Madidi)

 

El clima varía de frío en la zona cordillerana, templado en las tierras intermedias montañosas hasta cálido en tierras bajas del Norte.  Como se observa en el mapa de isoyetas (Mapa 4), la precipitación anual fluctúa alrededor de los 700 mm en las zonas altas, y de los 1800 mm en los valles secos y de los Yungas.

 

Las serranías pluviales del Subandino,  Bala, Mamuque y El Tigre, además de los sectores al norte del río Madidi hasta el río Heath alcanzan niveles altos de pluviosidad, superiores a los 2000 mm

 

Los vientos llegan predominantemente del norte y los frentes fríos del sur tienen poco impacto sobre la temperatura de la región del Madidi.  La época seca coincide con el invierno austral.  La temperatura anual promedio es de 26º C, pero depende mucho de la altitud.  Como puede verse en el mapa de isotermas (Mapa 5), en las zonas altas la temperatura fluctúa entre los 12 y 16º C, en los valles se alcanzan temperaturas de 20 a 22ºC y en las llanuras la temperatura fluctúa entre los 22 y 26º C.

 

Según datos de ASSANA (2002), en la región de Apolo la precipitación anual  es de 716 mm y los meses  de mayor precipitación son de octubre a marzo, la época seca abarcó los meses de mayo a septiembre (Gráfica 1). 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 3. Región de Apolo (1978. D. Robison)

 

 

 

Grafico 1. Precipitación anual, región de Apolo

 

La temperatura en el transcurso de un año oscila entre los 19 a 24 °C, su temperatura promedio anual es de 22°C, la máxima temperatura se registró en el mes de octubre con 24°C y la mínima en el mes de julio, con 19,8°C (Gráfica 2).

 

 

 

 

En la región de San Buenaventura y Rurrenabaque, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (2002), la precipitación anual es de 1927 mm, la época de lluvia abarca los meses de octubre a febrero y la época seca corresponde a los meses de junio a septiembre (Gráfica 3). 

 

Grafico 3. Precipitación anual, región de las tierras bajas, Rurrenabaque y San Buenaventura

 

 

Al encontrarse la región de San Buenaventura y Rurrenabaque en zona tropical,  la temperatura es mayor que en la región de Apolo.  Su temperatura promedio anual es de 25 °C, las máximas temperaturas se alcanzan entre los meses de octubre a enero y pueden llegar a los 33°C. Entre los meses de marzo a junio se presentan los frentes fríos (sures) que  determinan un descenso de la temperatura hasta por debajo de los 10°C y un brusco aumento de la humedad por ligeras precipitaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 4.  Bosque de llanura, río Tuichi (WCS, Humberto Gómez)

 

 

 

                   

Grafica 4. Temperatura anual de la región de las tierras bajas, Rurrenabaque y San Buenaventura

 

3.1.2. Hidrografía

Los sistemas acuáticos del PN y ANMI – Madidi forman parte de las cuencas de los ríos Madre de Dios y Beni.  La mayor parte del Área Protegida se encuentra en la cuenca del río Beni, incluyendo las subcuencas de los ríos Madidi, Enapurera - Beni, Tuichi, Hondo y Quendeque (Mapa 6).  La cuenca del Madre de Dios se encuentra en la parte norte del parque y está representada por la subcuenca del Heath que forma la frontera con el Perú.

 

Por su ubicación en la vertiente oriental, presenta una gran variación altitudinal (5760 - 180 m).  Tomando como referencia las variaciones fisiográficas, altitudinales y las características de los sistemas acuáticos, se diferencian tres grandes zonas hidrográficas que corresponden a una división paralela al eje de la cordillera: la zona de montaña, zona de las serranías subandinas y la planicie del norte de La Paz

 

3.1.2.1. Cuenca del Río Beni

Se extiende sobre las provincias Bautista Saavedra, Larecaja, Murillo, Caranavi, Sur y Nor Yungas, Inquisivi y Franz Tamayo del departamento de La Paz.

 

El régimen hidrológico de estos  ambientes es similar al de la precipitación pluvial, existe en general una fuerte estacionalidad, con las mayores descargas entre enero y marzo y un periodo de aguas bajas entre mayo y noviembre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                            Foto 5. Río Beni (WCS Robert Wallace)                     

 

El Ph de las  aguas de los ríos varía entre ácido y ligeramente alcalino, son aguas  altamente a medianamente mineralizadas (Navarro y Maldonado, 2002).

 

3.1.2.2. Cuenca Madre de Dios

Los ambientes acuáticos característicos son los pertenecientes a los sistemas de planicies de inundación, es decir ríos, lagunas y pantanos que se conectan en un sistema funcional único.  Los ríos son en general meandriformes debido a la poca pendiente y  su acción cava lechos de varios metros de profundidad.  Entre las lagunas se pueden distinguir las originadas tectónicamente, muy típicas del sector y las originadas en los meandros abandonados de los ríos (Navarro y Maldonado, 2002).

 

Se pueden distinguir ambientes de aguas blancas con origen en los Andes, mineralizadas y cargadas de sólidos suspendidos, lo que les confiere una coloración marrón clara, poca transparencia y Ph neutro.  Otro tipo es el de aguas negras originadas en la misma llanura, transparentes, de Ph ligeramente ácido y bajo contenido de sólidos disueltos (Navarro y Maldonado, 2002).


 

3.1.3. Aspectos fisiográficos y geológicos

El PN y ANMI Madidi se encuentra dentro de las provincias fisiográficas de la Cordillera Oriental, Subandina y llanura Oriental (Mapa 7).  Las dos primeras provincias fisiográficas comprenden a la región de Apolobamba hasta las serranías de El Tigre y Mamuque.  Esta región se caracteriza por la presencia de valles profundos y zonas de alta pendiente.  La Provincia de la llanura Oriental abarca desde el pie de las serranías de El Tigre y Mamuque hasta las pampas del Heath.

 

Geológicamente, la zona sur del Madidi se caracteriza por la existencia de rocas del Ordovícico, Devónico y Cretácico, correspondiendo la mayor superficie al Terciario (Mapa 8), con predominio de areniscas y conglomerados de arcillita, lutitas y limonitas.  En toda la región de Madidi predominan los depósitos arenosos, corroborando la dominancia de cuarcitas y areniscas en las partes altas.  La superficie de la región que comprende la Provincia de Llanura Oriental corresponde al Cuaternario .

 

3.1.3.1. Provincia Cordillera Oriental

Según Navarro y Maldonado (2002) la Cordillera Oriental corresponde a la provincia Puna Peruana, la cual incluye dos grandes unidades geológico-estructurales: La Faja Plegada de Huarina hacia el oeste, en contacto con el altiplano y la Faja de la Cordillera Oriental hacia el este.

 

La Faja Plegada de Huarina, forma los macizos elevados, las divisorias orográficas principales y los flancos occidentales de las cordilleras de La Paz.  En el mapa de geomorfología se puede ver  que esta área corresponde a glaciales y nevados.  Se halla separada del altiplano por el Cabalgamiento Altiplánico Principal y de la Faja de la Cordillera Oriental, por el sistema de fallas de la Cordillera Oriental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 6. Zona de la cordillera  (WCS, Programa Paisaje)                

 

Predominan rocas de edades principalmente silúricas y ordovícicas, con litologías de areniscas, cuárcitas, lutitas, limólitas y diamícitas.

 

La Faja de la Cordillera Oriental corresponde a serranías altas y está  constituida mayormente por rocas de edad ordovícica , sobre todo areniscas, cuárcitas y lutitas.  Aparecen también algunas intercalaciones de mucha menor extensión con rocas silúricas, devónicas, carboníferas y cretácicas.

 

 

 

 

3.1.3.2. Provincia Subandina

La región Subandina comprende serranías paralelas a la cordillera andina con altitudes hasta de 2000 msnm.  Según Navarro y Maldonado (2002) corresponde a la provincia de los Yungas Peruano – Bolivianos.  La Provincia de los Yungas se extiende en Bolivia por los valles, laderas y serranías de la Cordillera Oriental de los Andes, ocupa cuatro unidades tectónicas estructurales: Faja plegada de Huarina, Faja de la Cordillera Oriental, Faja Interandina y Faja del Subandino Norte.

 

Estas unidades tectónico estructurales, constituyen fajas paralelas, separadas entre sí por sistemas de fallas o fracturas y que presentan internamente un comportamiento y evolución tectónica mas o menos homogéneos y diferenciados

 

La Faja plegada de Huarina ocupa solo la zona de la divisoria orográfica principal y altas cabeceras hidrográficas de la Ceja de Monte Yungueña, por encima de los 3500 m de altitud promedio.                                   

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Foto 7. Río Mojos (WCS, Programa Paisaje)

 

La Faja de la Cordillera Oriental ocupa fundamentalmente la zona altitudinal media de los Yungas, entre los 1500-3500 m de altitud.  Por tanto, abarca la totalidad del piso ecológico Andino montano de los yungas y la zona alta del piso ecológico Subandino yungueño. 

 

La Faja interandina corresponde a serranías bajas, limita tectónicamente con la Faja Subandina a través del Cabalgamiento Frontal Principal, constituyendo una angosta franja que ocupa parte de la zona alta del piso ecológico Subandino yungueño.  Presenta un predominio de areniscas y lutitas de edad fundamentalmente devónica, con intercalaciones menores del Silúrico y Carbonífero.

 

La Faja Subandina corresponde a serranías altas y colinas, limita tectónicamente con las llanuras del Beni y Madre de Dios, a través del Frente de Cabalgamiento Subandino. Ocupa la zona inferior del piso ecológico Subandino yungueño, aproximadamente por debajo de los 1000-1500 m de altitud según las zonas.  Esta faja tectónico-estructural es la más compleja y variada desde el punto de vista de su litología y estratigrafía, incluyendo rocas pertenecientes al Devónico, Carbonífero, Pérmico y Cretácico.

 

3.1.3.3 Provincia llanura Oriental

La región de los llanos orientales comprende dos unidades: la zona de pie de monte que baja del frente Subandino y la zona de llanura. 

 

 

3.1.3.3.1. Piedemonte Andino

El piedemonte consta de sistemas de colinas redondeadas del Terciario, que se encuentran a una altitud de 1000 msnm en promedio (Foster 1991, Ergueta & Gomez 1997, CEECOM 1999).  El piedemonte tiene pendientes pronunciadas y se producen derrumbes y deslizamientos periódicos ocasionados por la combinación de la topografía y la naturaleza del sustrato. Son comunes los abanicos aluviales, de anchos variables y a veces muy disectados por arroyos temporales. Los ríos de la región no son meándricos a diferencia de otros ríos de tierras bajas, lo cual se atribuye a la pendiente del drenaje y al control ejercido por riscos y colinas.  Es frecuente que se produzcan crecidas y que cambie repentinamente el curso de los ríos, los cuales se desbordan varias veces en la época de lluvias.  Esto hace que la vegetación que llega a establecerse en las playas desaparezca, existiendo pocos lugares con una vegetación desarrollada de forma permanente (Foster 1991).

 

El piedemonte andino consta de las siguientes unidades geomorfológicas: Subandino inferior y Preandino.  La unidad Subandino inferior esta conformada por serranías, laderas y valles de las primeras alineaciones de los Andes, por debajo de unos 1200-1300 m en el pie de monte norte de La Paz.  El Preandino consta de rampas erosivas- deposicionales y superficies aluviales al pie del Subandino, con algunos afloramientos de colinas aisladas constituidas todavía por materiales del Subandino, constituye la transición entre el Subandino propiamente dicho y las llanuras aluviales del Beni, se encuentra situado entre los 250-450 m de altitud en promedio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 8. Bosque de pie de monte, Norte de La Paz (WCS, Robert Wallace)

 

 

3.1.3.3.2. Zona de llanura

La zona de llanura corresponde a terrazas aluviales, áreas inundables temporalmente, áreas inundables permanentemente y paisaje ondulado, y se caracteriza por pocas variaciones de altura que dan lugar a drenaje insuficiente.  El paisaje se encuentra formado por serranías, montes o colinas y ríos, las altitudes oscilan entre los 200 hasta los 1400 msnm.

 

En la zona de llanura o Provincia Madre de Dios se pueden diferenciar tres grandes unidades fisiográficas geomorfológicas: alturas o tierras firmes, llanuras aluviales           inundables con aguas blancas y llanuras aluviales de aguas negras o mixtas.

 

 

3.1.3.3.3. Alturas o tierras firmes

En las Alturas o tierras firmes se han desarrollado suelos lateríticos, que corresponden principalmente a ferrasoles y acrisoles con niveles sub-superficiales de nódulos y pisólitos férricos.  La erosión ha modelado un relieve mas o menos disectado, que varia desde un lomerío de colinas suaves con perfiles redondeados, hasta llanuras levemente onduladas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 9. Río Eslabón (WCS, Humberto Gómez)

 

3.1.3.3.4. Llanuras aluviales inundables o área inundable permanentemente/temporalmente

Las llanuras aluviales amazónicas de aguas blancas muestran una típica diferenciación geomorfológica, originada por sucesivas fases de sedimentación y erosión, causadas por aguas que, todo el año, transportan notables cantidades de limos y arcillas en suspensión.  Existen cinco elementos geomorfológicos principales de estas llanuras:

  1. Cauces que son meandriformes de gran desarrollo con frecuente presencia de brazos laterales, islas y meandros abandonados.

  2. Playas fluviales emergidas y sumergidas total o parcialmente de forma estacional se encuentran en las zonas convexas de los cauces.

  3. Levees o malecones fluviales se desarrollan sobretodo en tramos mas o menos rectilíneos de los cauces. Estos levees o malecones fluviales están constituidos por lomas alargadas inmediatas a las orillas y elevadas entre 0,5-2 m sobre el nivel de las llanuras de inundación reciente.  Las lomas están compuestas predominantemente de fluvisoles de textura arenosa a franco arenosa.

  4. Llanuras aluviales recientes: constituyen áreas de bajío o bajura, con depósitos arcillosos o arcillolimosos.  Estas áreas son inundadas estacionalmente por desbordamiento del cauce y surcadas, generalmente por diversos cauces de crecida y/o paleocauces que tienden a formar series paralelas o concéntricas.  Además en las llanuras aluviales recientes se presentan lagunas y pantanos de origen fluvial.

  5. Llanuras aluviales antiguas: son superficies de deposito fluvial con una topografía mas elevada que el cauce actual y las llanuras recientes (semialturas).  Las llanuras aluviales antiguas constituyen por lo menos un nivel de terrazas fluviales.  En general las llanuras aluviales antiguas no se inundan por las aguas del río, salvo crecidas excepcionales, sino que resultan anegadas estacionalmente por la lluvia y en algunas zonas por la desembocadura de arroyos, provenientes de la altura o tierra firme.  Las llanuras aluviales antiguas presentan suelos arcillosos con sartenejal, así como pantanos o lagunas generalmente en avanzado proceso de colmatación.

 

3.1.3.3.5. Llanuras aluviales de aguas negras/mixtas o terrazas aluviales

Los ríos de aguas mixtas se caracterizan por presentar aguas negras durante una parte del año, generalmente en la época seca, en cuanto que durante la época lluviosa transportan carga en suspensión (limos y arcillas).  La presencia de una carga estacional de sedimentos finos determina el desarrollo de formas de deposito (diques, terrazas fluviales).

 

3.1.4 Suelos

Los suelos en PN y ANMI Madidi varían según la región fisiográfica en la que se encuentran:  Cordillera Oriental, la región Subandina, pie de monte y llanuras (Mapa 9). La clasificación y características generales del suelo según regiones en el PN y ANMI Madidi se presenta en la Tabla 1 y la aptitud de suelos en el mapa pertinente (Mapa 10). 

 

En general el suelo en las serranías y montañas de la Cordillera Oriental son  de pendientes suaves a muy escarpadas, poco profundos a profundos, con texturas medianas a finas y presencia de fragmentos rocosos, fuerte a suavemente ácidos y moderadamente fértiles.  Estos suelos son aptos para uso forestal maderable limitado (Euroconsult 1999).

 

En las serranías y colinas del Subandino los suelos son poco profundos a profundos, con texturas medias a moderadamente finas y presencia de fragmentos rocosos en algunos sectores.  En otros sectores la erosión hídrica es severa y los suelos son ácidos a moderadamente alcalinos y pobres a moderadamente fértiles.  Estos suelos son aptos para uso forestal maderable limitado y en las cercanías de Pata para la ganadería extensiva (Euroconsult 1999).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 10. Laguna Katantika (WCS, Humberto Gómez )                         

 

En las serranías de la región de pie de monte los suelos se encuentran sobre pendientes casi planas a moderadamente escarpadas, muy poco profundos a muy profundos, hojarasca en descomposición en la superficie, textura mediana a fina con presencia de grava y piedras en algunos sectores y los suelos son de fuertemente ácidos a neutros, pobres en nutrientes.  Estos suelos son aptos para el uso forestal maderable limitado (Euroconsult 1999).

 

 

 En las llanuras, los suelos son planos a suavemente ondulados, profundos a muy profundos, con predominancia de texturas finas, por lo general compactos, húmedos y con diferentes grados de inundación, neutros a muy ácidos y pobres en fertilidad.  Estos suelos son aptos para uso forestal maderable, más al norte para ganadería extensiva y al borde del río Heath para la protección y el uso agroforestal (Euroconsult 1999).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       Foto 11. Río Eslabón (WCS, Humberto Gómez)

 

Tabla1. Clasificación y características generales del suelo según regiones en el PN y ANMI Madidi (Geobol 1985).

Región de tierra

Paisaje fisiográfico

Clasificación taxonómica (Nivel de suborden)

Características generales

Coordillera Oriental

Serranía y montañas

Orthents, Borolls, Ochrepts, Hemist, Fluvents

Suelos en pendientes moderadamente escarpadas a muy escarpadas con afloramiento rocoso, nieve, muy poco a moderadamente profundos; color: negro, gris oscuro, pardo oscuro, pardo amarillento, pardo grisáceo y pardo fuerte; textura: Franco-Arenoso a Arcilloso, fuerte a suavemente ácidos.

Orthents, Tropepts, Fibrist, Fluvents

Suelos en pendientes suavemente inclinadas a muy escarpadas con afloramiento rocoso, muy poco a muy profundos; color: gris muy oscuro, pardo oscuro, pardo amarillento, pardo rojizo y pardo fuerte; textura: Arenoso Franco, Franco Arenoso y Franco limoso, con grava y piedras; capa de hojarasca en descomposición; fertilidad alta a baja; muy fuertemente ácidos a suavemente alcalinos.

Orthents, tropepts, Orthox

Suelos muy poco profundos a profundos en pendientes suavemente inclinadas a escarpadas; color: pardo grisáceo, pardo oscuro, pardo amarillento, pardo rojizo; textura: Franco, franco-arenoso a arcilloso, capa de humus en la superficie, moderados a bajos en nutrientes, fuertemente ácidos.

Orthents, Ustults, Psamments, Tropepts, Udults, Fibrist

Suelos con paisaje ondulado en pendientes casi llanas a inclinadas y muy escarpadas en las cárcavas; muy poco a muy profundos; excesiva a moderadamente drenados; color: pardo grisáceo, gris oscuro, gris pardusco, pardo rojizos y rojizo; textura: Arenoso Franco, Franco Arcilloso Arenoso y Arcilloso; muy poco a bien drenados; fertilidad baja a moderada; erosión hídrica severa, fuerte a moderadamente ácidos.

Subandina

Serranías

Tropepts, orthents

Suelos en pendientes casi planas a muy escarpadas, muy poco a muy profundos con una capa de hojarasca en descomposición, color: pardo rojizos, pardo amarillentos, pardo oscuros, rojo amarillento, rojo, textura: Franco Arenoso a Arcilloso, altos a bajos en nutrientes, fuertemente ácidos a moderadamente alcalinos.

Orthent, Tropepts

Suelos en pendientes moderadamente escarpadas a muy escarpadas, muy poco profundos a muy profundos, hojarasca en descomposición en la superficie, color: pardo oscuro, pardo rojizo, pardo amarillento, rojo amarillento, negro, textura: Franco arenoso a arcilloso con grava y piedras en profundidad, fuertemente ácidos a neutros.

Pie de monte

Serranías

Orthent, Tropept, Ochrept

Suelos en pendientes suavemente inclinadas a moderadamente escarpadas, poco profundos a muy profundos, hojarasca en descomposición en la superficie; color: pardo oscuro, pardo rojizo, pardo amarillento, rojo amarillento, negro; textura: Franco arenoso a arcilloso con grava y piedras en profundidad, fuertemente ácidos a neutros.

Tropept, Orthent, Fluvent

Suelos en pendientes llanas a inclinadas, moderadamente profundos a muy profundos; color: pardo, pardo oscuro, pardo rojizo, pardo amarillento; textura: Areno franco, franco arenoso, franco limoso, franco arcilloso a arcilloso, bajos en nutrientes, moderadamente ácidos a neutros

Llanura Chaco Beniana

Ondulaciones

Tropepts, Udults

Llanura aluvial  plana a muy suavemente ondulada de suelos profundos a muy profundos; color: pardo oscuros en la superficie con cambio gradual a pardo rojizos en el subsuelo; textura: Franco Arenoso a Arcilloso; migajoso a bloque subangulares en la capa arable y  masivos en profundidad; neutros a fuertemente ácidos y muy lixiviados

Llanura aluvial

Tropepts, Fluvents, Psamments, Aquents, Aquepts

Suelos en paisajes planos a casi planos, susceptibles a inundaciones, excesiva a escasamente drenados, profundos a muy profundos; color: negros a pardo amarillento y pardo pálidos; textura: Arenoso a Arcilloso, nada a moderadamente desarrollados en sectores con moteos, gleys desde la superficie, moderadamente ácidos a suavemente alcalinos, fertilidad natural baja a moderada

Udults, Aquults, tropepts

Llanura aluvial antigua de suelos profundos; color: gris muy oscuro en la parte superior y pardo amarillento a rojo amarillento en profundidad; texturas variables entre Arenoso Franco a Arcilloso, con moteos, gleys y acumulaciones de oxido de hierro y aluminio, suave a fuertemente ácidos y marcada toxicidad por el contenido de aluminio.

Aquents, Aquepts

Suelos profundos a muy profundos, en pendiente llanas a suavemente cóncavas, escasa a muy escasamente drenados; color: negros, gris muy oscuro y gris verdoso; textura: Arcilloso y Arcilloso limoso, fuertemente gleizados, moderadamente a suavemente ácidos.